sábado, 6 de marzo de 2010

Arrollado en Balconcillo (1905)

Noticia publicada por el diario "El Comercio" el 30 de agosto de 1905, que da cuenta del cadáver de un desconocido que luego fuera identificado como Bonifacio Mesías. mecánico de oficio que al parecer fue asesinado y luego dejado en los rieles del tranvía en Balconcillo.

ARROLLADO POR EL ELÉCTRICO

El cadáver de un desconocido

El carro número 5, del tranvía eléctrico de Lima á Chorrillos, que venía á esta capital anoche á las 9 y 49 al pasar entre Balconcillo y las galerías del club "Lima", tropezó con un individuo que al ser arrollado y lanzado fuera de la línea, resultó con el brazo izquierdo fracturado, una extensa herida en el vientre, por la que se habían vaciado los intestinos y otra herida profunda en el parietal izquierdo.

El motorista del carro, Black, detuvo inmediatamente su marcha para reconocer el sujeto en cuestión, que resultó ser desconocido para todos los presentes.

En dicho carro venía como pasajero el teniente gobernador de Miraflores señor Bryce, quien al examinar el cadáver lo encontró ya frío, lo que hacía presumir que la muerte de este individuo había ocurrido hacía ya algún tiempo, sin que nadie se hubiese dado cuenta de ello.

Se procedió entonces á dar parte de este hecho á la polícia, constituyéndose momentos después, en el lugar del suceso, los inspectores superior Zevallos, de sección Rosas y el de crucero Izarra quienes, á pesar de sus investigaciones, tampoco pudieron saber el nombre del extinto, por lo que dispusieron fuera trasladado á la Morgue en una camilla, para su identificación y reconocimiento médico.

Antes del carro número 5, habían pasado con dirección á Lima el 1 y el 6, cuyos motoristas manifiestan no haber tenido novedad al pasar por aquel lugar,

El comisario de la línea, señor Stagnaro, dispuso que se hiciera un exámen minucioso de todos los carros conforme iban llegando á la estación central, pero en ninguno de ellos se encontró huella alguna de haber causado la muerte á aquel individuo.

El extinto era de raza india, como de 40 años de edad, vestía pobremente y cerca de él se halló un sombrero de paja completamente destrozado.

El comisario del 6o., que estuvo presente, dictó las disposiciones que el caso requería.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada