martes, 9 de marzo de 2010

Versos jocosos a propósito de accidentes

Un interesante blog Desde mi torre de Cobalto, con muchas añoranzas del ayer acerca de Triana (un barrio tradicional de la ciudad española de Sevilla),  es alimentado por Emilio Jiménez Díaz. En su post Principales Accidentes Tranviarios, muy al estilo de la revista limeña "Variedades" de comienzos del siglo XX, presenta unos versos jocosos :

 VERSOS DESDE SEVILLA

http://desdemitorrecobalto.blogspot.com/:


Ese miedo a los accidentes tranviarios se convertían en versos jocosos, como los aparecidos en "La Unión" con el título "Su Majestad el Tranviario", firmados con el seudónimo de "Don Luis Mejías". Aquí están:
¿Me da su permiso, señor tranviario?/ Dispense si llego algo "retrasao";/ me trae usted corriendo desde Puerta Osario,/ y a la Pasarela casi hemos "llegao"./ Quizás usted dia que soy un latero/ porque su tranví lo mandé parar;/ mas hace seis horas que un tranvía espero/ y éste es el primero que acierta a pasar./ ¡Insúlteme si quiere y cóbreme seis reales/ por andar once metros metido en un cajón!/ Ustedes son los amos y sus fueros son tales/ que aguantarles a ustedes es nuestra obligación./ No importa que se caro y pésimo el servicio/ ni que haya un par de coches a Puerta de Jerez/ ni que el viaje sea lento y equivalga a un suplicio/ ni que dejen los coches de rodar a las diez./ ¡Aplaste a esa vieja que cruza la vía.../ aunque usted la mate nos quedan cien mil!/ ¡Ahuyente a punteras a esa turba imía/ que van en estribo en un plan cerril!/ ¡Arrolle a aquel coche, y embista a esa mula!/ ¡Pare ahora y atasque la circulación, porque faltó/ el fluido!/ Si tiene usted bula/ ¿para que tomarse ningún sofocón?/ Si se cayó un viajero ¡prosiga adelante!/ que para algo hay camillas, Cruz Roja y Hospital./ Si un cable al desprenderse despacha a un semejante/ ¡que no hubiera salido de casa el animal!/ A su excelso dominio Sevilla está sujeta,/ y todos obligados a entregarle la piel./ Pruebas de que sois grande los traigo en la maleta:/ ¡los restos de mi suegra envueltos en papel!
Accidente de tranvía en Sevilla, 2 de mayo de 1912. Posteado por Emilio Jiménez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada