sábado, 8 de mayo de 2010

Lima: Varios accidentes eléctricos en un mismo día: 15 de octubre de 1908

El 15 de octubre de 1908 el diario El Comercio relataba una serie de accidentes eléctricos: caída de cables, descarrilamiento, choque, caída de poste y cruce de alambres. 

Fue un día peligroso el jueves 15, si bien en esta nota no están presentes los accidentes de tranvías, los últimos dos post sobre la muerte de un carretero por el choque de un tranvía con una carreta y la avería de otro entre Miroquesada y Lampa, son noticias del mismo día.

El origen del nombre de la Calle del Pacae, donde ocurrió el primer incidente de la nota, se debe a que en ese lugar existía un árbol de Pacay, fruta que en otros lares se conoce también como guaba. La calle corresponde a la actual cuadra 10 del jirón Carabaya que desemboca a la Plaza San Martín.

La Calle Mogollón que se menciona en la noticia es la segunda cuadra del Jirón Moquegua. Según Ricardo Palma en esa calle habitaba un negro con ese apellido, se trataba de un ladrón que fue preso porque se presumía que el dinero que gastaba lo había conseguido ilícitamente y en efecto, esto fue comprobado después que los alguaciles requisaron su vivienda. Así describe Palma en su tradición "Mogollón" a este personaje:
"En el solar que forma ángulo con la Acequia alta habían quedado en pie, aunque no muy seguros por su base, dos o tres cuartos habitados por un negro viejo, sucio y desarrapado, gran persona en la cofradía mozambique, y fuera de ella ente más ruin que migaja en capillo de fraile. Conocíasele con el nombre de Francisco Mogollón, alias Sanguijuela; y por lo mismo que no se sabía de él que tuviese oficio, rentas ni beneficio, las comadres del barrio pararon mientes en que, cuando iba al figón o cocinería de Chimbambolo a comprar una ración de uña de vaca con salsa de perejil y pimiento, los afamados choncholíes y anticuchos, una capirotada de ajos con cebolla albarrana y el obligado zango de ñajú llevaba para recibir esos comistrajos un par de escudillas de plata cendrada. Claro era, pues, que Mogollón no estaba tan a la cuarta pregunta como su traje publicaba, y que no era ningún hambrija trasnochado."
Comenta Palma acerca de la denominación de la calle:
"Como en 1747 no había en la calle otro solar habitado que el que ocupó el famoso bandido hasta la hora en que fue a la caponera, el pueblo, que para esto de bautizar no necesita permiso de preste, ni de rey, ni de roque ni de alcomoque, bautizó la supradicha con el nombre de calle de Mogollón; y con él la conocimos hasta que vino un prosaico municipio a desbautizarla, convirtiendo con la nueva nomenclatura en batiborrillo el plano de la ciudad, y haciendo guerra sin cuartel a los recuerdos poéticos de un pueblo que en cada piedra y cada nombre esconde una historia, un drama, una tradición."
La Calle Baquíjano que se nombra en la última nota es la cuadra siete del jirón de la Unión y lleva esa apellido debido a que en el siglo XVIII habitaba allí una prominente familia dueña de muchas propiedades. Actualmente el cementerio principal del Callao lleva esta denominación ya que se erigió sobre el Mayorazgo de Baquíjano. La hacienda Pando y Mirones en Lima también fueron propiedad de esta familia.




ACCIDENTES ELÉCTRICOS

En la mañana de hoy han ocurrido en esta capital varios accidentes eléctricos:

A las 9 y 30 cayó en la calle del Pacae un alambre del teléfono, en circunstancias que transitaba  por allí la señora Jesús María Salazar, quién trató de separarlo con la mano izquierda, pero como  se encontraba electrizado por haberse cruzado con otro alambre del alumbrado sufrió la referida  señora una fuerte conmoción que la arrojó á tierra.

Auxiliada la señora Salazar por algunos transeúntes, se la condujo á la Botica Carrión de la calle de Amargura, donde el farmacéutico señor Martínez la atendió de primera atención.

La damnificada había sufrido además una quemadura en el dedo meñique de la mano de izquierda y como su estado fuera de cuidado, se le trasladó al hospital de Santa Ana.

A la misma hora en que este accidente ocurría se descarrilaba en la avenida del 2 de mayo un carro de madera, de la empresa eléctrica de Santa Rosa, estrellándose contra uno de los postes del alumbrado público, que fué derribado, comenzando á arder los alambres.

La empresa de Santa Rosa cortó la corriente en ese circuito, mientras se hacían las reparaciones del caso.

*****
En la esquina de Mogollón, comenzó a árder el poste de la luz eléctrica á consecuencia del cruzamiento de un alambre del teléfono.

Una cuadrilla de la respectiva empresa se constituyó en la calle y cortó el alambre causa del accidente.

Minutos después se encendía otro poste de la luz en la calle de Baquijano por otro cruzamiento de alambres.


Calle Mogollón en 1914. Fotografía tomada del website "Lima de Ayer".

Tranvía circulando por la Calle Baquíjano, actual Jirón de la Unión. 
Fotografía tomada del blog de Juan Luis Orrego Penagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada