martes, 8 de junio de 2010

Parto en un tranvía en la calle Plateros de San Pedro (1904)

El sábado 9 de abril de 1904 el diario El Comercio sorprende con la noticia del nacimiento de un bebé en un tranvía que se desplazaba por la transitada calle de Plateros de San Pedro.  Se extraña que no se haya consignado el nombre de la madre en la nota, ni del estudiante de medicina, pero es probable que el niño haya llevado el nombre de pila de su socorrista.  

Esta calle, paralela a la Plaza de Armas, es la primera cuadra del jirón Ucayali y guarda en cada rincón muchas historias, anécdotas a lo largo de cinco siglos de existencia.

Cuando llegó al Perú en el siglo XVI, el quinto virrey Francisco de Toledo puso orden en la ciudad de Lima, que se caracterizaba por incumplir las normas y el poco respeto a la autoridad. El virrey reorganizó la hacienda, instaló el Tribunal de la Inquisición y dispuso que todos los plateros de oro y plata debían reunirse en un sólo lugar, ya que era más fácil para el fisco supervisarlos. Es así como se crea la calle Plateros de San Pedro, que en la colonia constituyó uno de los primeros y más poderosos gremios de empresarios. Nicomedes Santa Cruz, el gran decimista peruano le regaló unos versos a esta calle, que incluiré más tarde en este post.

En los primeros años del siglo XX se instaló allí el Café Dorado, donde se reunían periodistas y toreros, la confitería Nove administrada por un suizo, prestigiosos estudios de fotografía, la librería Anglo Americana de la familia Colville, sastrerias alemanas y otros comercios que ostentaban lujo y buen gusto.

Casi en el medio de la calle está el callejón de Petateros (donde fue fusilado por los realistas el pescador José Olaya, héroe de la independencia) que conecta con la Plaza de Armas. Refieriéndose a este lugar, Abelardo Gamarra, periodista y escritor más conocido como "El Tunante" en su obra editada en 1907 "Lima, unos cuantos barrios y unos cuantos tipos (al comenzar el siglo XX)" dice:

"Vamos a las particularidades de algunas de las calles de Lima: Espaderos, Mercaderes, Bodegones, Plateros, los portales, son notables por el lujo de sus almacenes. Anacronismo entre esos lugares, en el corazón de la ciudad, es el callejón de Petateros, pasadizo lleno de fondines de chinos, de tiendecitas y chicherías, desaseado, ruinoso, callejuela de pueblo, adefecio acurrucado entre las sedas del Portal de Botoneros y los artículos de fantasía de los almacenes de Harth, en Plateros de San Pedro"

En Plateros de San Pedro está la casa donde se escondió Nicolás de Piérola durante dos años, como consecuencia del intento golpista de su hermano e hijos quienes apresaron por unas horas al presidente Augusto B. Leguía en mayo de 1909. El paradero de Piérola era conocido por todos pero por estrategia política no se le detuvo. En el website "Amautacuna de Historia" hay un artículo amplio sobre el tema.

Por último, se menciona también en la nota al Hotel Maury, que se ubica en la esquina de la segunda cuadra del Jr. Ucayali. Este tradicional establecimiento de hospedaje se cerró en 1980 y fue reabierto en el año 2000, con modernas instalaciones y mejores servicios.



Parto en un tranvía

El carro No. 52 del tranvía pasaba á la una y media de esta tarde, repleto de pasajeros, por la calle de Plateros de San Pedro. De improviso, una mujer que ocupaba una banqueta delantera lanzó un agudo chillido y se recostó desfallecida en el asiento, mordiéndose los labios, el rostro lívido y los ojos en blanco.

Todos los pasajeros, entre los cuales se hallaba un solícito estudiante de medicina, se acercaron á la mujer, creyendo que era víctima de un ataque fulminante al cerebro ó al corazón; pero el estudiante calmó la justa inquietud de los pasajeros: 

"No hay que alarmarse, señores; ¡se trata de un parto! ¡Alto al tranvía!"; y quitándose el saco y remangándose los puños de la camisa se puso en cuclillas y empezó á partear á la mujer, rodeado del estupefacto corro de hombres y mujeres.

Momentos después se oyeron los vagidos del recién nacido, al que mostró, ensangrentado aún y entre sus manos, el estudiante, pidiendo unas tijeras para cortar el cordón umbilical, las que le fueron proporcionadas de la camisería situada en la esquina del hotel Maury.

Un tierno sentimiento de paternidad se apoderó de los presentes, quienes, á indicación de un joven abogado que iba también de pasajero, abandonaron el carro á fin de no profanar con su presencia uno de los actos más trascendentales de la naturaleza.

El tranvía convertido así en alcoba de parturienta, siguió su marcha hasta la esquina de los Sacramentos, de donde se trasladó en camilla á la madre y á su vástago al hospital de Santa Ana.


 Postal que muestra un tranvía circulando por la calle Plateros de San Pedro.  Imagen tomada del foro "Lima de Siempre" posteada por Orrantino.

 El gran Hotel Maury en la segunda cuadra del jirón Ucayali.

 La calle Plateros de San Pedro en un plano limeño de la época

7 comentarios:

  1. La mención a la captura brevísima y dramática del presidente Leguía y su rescate originó la institución del Día del Carácter que duró lo que el largo gobierno de don Augusto Bernardino Leguía y Salcedo. Estas notas que ilustran los temas de accidentes tranviarios son lecciones de historia de gran valor. Siempre quise saber dónde se ocultó el famoso califa, el fundador del movimiento democrático, don Nicolás de Piérola Villena. La calle de Plateros de San Pedro. Gracias amigo Abad.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda había que tener "carácter" para no ceder a los Piérola y también para gobernar tanto tiempo.

    Un gusto leer don Luis Siabala sus comentarios aquí. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Lo felicitó por este blog tan lleno de información y que nos permite imaginar mejor lo que fue la Lima de aquellos años. No sé si tuviera algún dato de un restaurante llamado "Berlin", justamente en la calle de Plateros de San Pedro que llevaba por esa época mi abuelo (Sr. Westphalen).También me gustaría saber la diferencia entre "motorista" y "conductor" de tranvía, así como si los tranvías circulaban en Lima de izquierda a derecha o a la viceversa (como ocurre en Inglaterra). ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Hola, qué tal? No sé el porqué no tienes activo tu interesante blog, hecho de menos tus entradas. Confío que pronto lo retomes y nos sigas aportando mucho y bueno.
    Espero que estas navidades estén pasando para ti y los tuyos estupendamente y que el año 2015 sea portador de bienestar, suerte, prósperidad y ACTIVIDAD EN ESTAS PÁGINAS...

    Un abrazo.

    Mari Carmen

    ResponderEliminar
  5. Estimada Mari Carmen, no sabes el gusto que me da tu mensaje. Me anima y mucho para continuar con la actualización de este blog. Un gran abrazo para tí y que en este 2015 haya bienestar, salud, amor y que nuestros blogs estén muy activos :D.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Beatriz Tantas por tu comentario.

    ResponderEliminar