domingo, 16 de mayo de 2010

Accidentes de tranvías eléctricos en Valparaíso

Valparaiso, la segunda ciudad más poblada de Chile, tuvo el segundo sistema de tranvías más grande de ese país, según lo anota el especialista norteamericano Allen Morrison en su libro "The Tramways of Chile 1858 - 1978". En materia económica quizás era el lugar más importante de Chile, dado los buenos negocios que realizaban con el exterior.

Desde 1880 y hasta principios del siglo XX las grandes firmas tuvieron su época dorada. Valparaíso era la capital económica del país. El salitre  fue el producto más exportado a Europa; desde el Puerto salía un 42% de toda la producción. Muchas familias hicieron su fortuna gracias a ese mineral.
Gobierno de Chile: http://www.ciudaddevalparaiso.cl

El principal puerto chileno tiene una geografía peculiar, existen numerosos cerros a su alrededor que simulan ser acantilados o barrancos. En muchos de ellos existen funiculares o ascensores instalados hace más de un siglo que han sobrevivido hasta nuestros días y que constituyen el patrimonio histórico de la ciudad. Viajar en ellos ofrece una visión espectacular, las casas enclavadas en los cerros, la arquitectura antigua y la vista de la bahía siempre poblada de embarcaciones.

En 1900, después de que llegaron los carros eléctricos a Santiago, el transporte público en la capital se vio transformado. La ola de la modernidad llegó al puerto, entonces se constituyó la Empresa de Tranvías Eléctricos de Valparaíso que ordenó 60 carros de Alemania y así en la navidad del año 1904 empezaron a correr los primeros carros eléctricos en Valparaíso.

Los tranvías en esa ciudad no sólo sufrieron accidentes, también atentados y hasta fueron destruídos por desastres, como fue el caso del terremoto ocurrido en agosto de 1906 que mató cerca de 2500 personas. A pesar de eso, después del sismo y en los siguientes años se inauguraron nuevas rutas y líneas de tranvías. Tanto éxito tuvieron los carros eléctricos en Valparaíso que en el año 1909 transportaron nada menos que a 29 millones de pasajeros.

Sin embargo, no hubo el mantenimiento adecuado del parque tranviario, el servicio era entonces insatisfactorio y así los accidentes se multiplicaron a tal punto que el Municipio restringió mediante una norma, el número de pasajeros que podían viajar en los carros.  Esto desató la ira del público que al no poder embarcarse atacó a cuanto tranvía se le cruzara, incendiando 56 carros eléctricos el 10 de marzo de 1920.

 No, no es un carro alegórico para el carnaval, tampoco un carro rompemanifestaciones ni un vehículo preparado por "A Team" para enfrentar a sus enemigos. Se trata de un tranvía eléctrico circulando temeroso en Valparaíso después que su población los incendiara a causa del mal servicio en 1920. Fotografía del website de Marcelo Madariaga quien ha traducido al español y puesto en línea, el libro de Allen Morrison.

Sobre los accidentes, Lautaro Triviño, un investigador porteño y apasionado por la protección del patrimonio de Valparaíso, menciona:
"Resulta increíble pensar que los tranvías sufrieran accidentes por "exceso" de velocidad. Estos medios de transporte se ven seguros y por su baja velocidad en relación a otros vehículos, es casi imposible que tuvieran algún volcamiento."
Sin embargo, debajo de estas líneas presenta en su página web una serie de noticias y fotografías con espectaculares accidentes: descarrilamientos por exceso de velocidad, volcaduras y choques de consecuencias fatales. Triviño, ha recopilado muchas notas periodísticas de la época relacionadas al paso del tranvía por Valparaíso.

Noticia sobre un accidente de tranvía en Valparaíso. Imagen publicada en el website Tranvías de Valparaíso de Lautaro Triviño.
Descarrilamiento de tranvía en Valparaíso. Fotografía publicada en el website Tranvías de Valparaíso de Lautaro Triviño.

En 1930 Valparaíso tuvo su mejor infraestructura tranviaria. Esta ciudad ha visto tranvías de muchos tipos: alemanes, norteamericanos, belgas, de uno y dos pisos, además que muchos sufrieron modificaciones, siendo por ello, únicos en su forma. 

Finalmente, dejaron de circular el 30 de diciembre de 1952.

3 comentarios:

  1. Gracias por incluirme en la nota.
    Además, muchas felicitaciones por este espacio.
    Atte.
    Lautaro Triviño H.
    Valparaiso, Chile.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lautaro por tus palabras. He revisado tu web y está de lujo.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Mas vale tarde que nunca ! La noche del 30 de diciembre de 1952 (?), me dormí como de costumbre, al ronrón que se alejaba...del último tranvía corto (de un solo boggie) que circuló por la Avda Colón. Aunque me parece que hay una confusión en el el año. Yo creo que esos "carros" corrieron por Colón hasta 1954... Alguien puede precisarlo ?

    Saludos a Lautaro Triviño, y felicitaciones por su excelente blog tranviario.

    Raúl Peñaloza Román

    ResponderEliminar